10 cosas que un periodista odia de tu departamento de comunicación

Los departamentos de comunicación deben cuidar varios aspectos para no incurrir en algunos errores que pueden provocar que los periodistas que queremos que difundan nuestra información terminen teniendo animadversión hacia un departamento o gabinete y por ende, a la empresa que ha contratado sus servicios.

 

10 cosas que un periodista odia de tu departamento de comunicación

Éste es el decálogo de los errores más frecuentes que provocan que un periodista odie a tu gabinete o departamento de comunicación:

1. Contacto a través de Facebook o Twitter

Cada vez son más numerosos los departamentos de comunicación que ‘invaden’ la intimidad del periodista a quien quieren transmitir sus informaciones solicitándole amistad en Facebook o enviándole mensajes en Twitter. Es un mal inicio, ya que estas plataformas son en la mayoría de los casos de carácter personal y los periodistas ven agredida su intimidad con intenciones propagandísticas.

 

2. El acoso con llamadas o emails

Enviar la misma información en numerosas ocasiones sólo puede provocar que el receptor de nuestros mensajes nos bloquee, o que generemos una imagen negativa de acoso.

 

3. Que haya favoritismo en las convocatorias

Si un gabinete convoca una rueda de prensa, debe tener claro que no hay periodistas ‘de primera’ y ‘de segunda’, independientemente de la difusión de cada medio o de la importancia de éste. Si un reportero se cerciora de este extremo, no podremos contar con él para futuras citas de menos calado que a lo mejor el medio de más alcance no publicará.

 

4. Un exceso propagandístico en las notas de prensa

Cuando la redacción de las notas de prensa ofrece un tono excesivamente propagandístico, es probable que la nota sea rechazada. Hay que ofrecer información, no publicidad.

 

5. Que no haya disponibilidad permanente para ampliar datos

Un departamento de comunicación no puede enviar una nota de prensa y ‘olvidarse’, debe tener una disponibilidad plena para ampliar datos cuando se le requiera, porque cualquier aspecto que no entienda el periodista y no pueda aclarar derivará en que la nota no se publique.

 

6. Que la información no sea exclusiva y ya haya sido publicada en otros medios

Cuando un periodista percibe que la información ha sido ofrecida con anterioridad a otros, la noticia pierde actualidad, y por tanto, valor.

 

7. No acompañar la nota con recursos

Es fundamental que todo envío se vea acompañado de fotografías a buena resolución y de los gráficos pertinentes que enriquezcan el texto. En caso de duda entre una información u otra, el periodista elegirá aquélla que tenga un valor añadido.

 

8. Que la información esté escrita en ‘cuarta persona

La información debe presentarse de forma aséptica. Expresiones como “Además contaremos…” o “celebraremos” otorga a la nota un matiz propagandístico que desvirtúa el resto de la información.

 

9. Protestar por la edición de una información

Ya sea por falta de espacio, por intereses de su medio o por su propio criterio, debemos respetar los ‘cortes’ a la información enviada. Nos beneficiará para futuras ocasiones.

 

10. No responder al periodista que nos solicita algo

Al margen de las convocatorias, hay que mantener una relación fluida con los comunicadores. Si solicitan una información o entrevista, éstos deben saber que ya ha empezado a gestionarse -con el ‘recibí’ que envíe el departamento de comunicación-, y si el proceso se demora, es recomendable contactar con ellos para hacerles ver que su petición no ha sido en balde y que el trámite sigue abierto.

 

 

 

  1. José A.
    · Responder ·

    ¡Muy bueno! Y totalmente de acuerdo con todos los puntos. 🙂

    1. María Azorín
      · Responder ·

      Gracias, José A. 😉

  2. Javi
    · Responder ·

    La 7, la 7 es la que a mi me mata. “Vendes” un producto interesante, con el que se puede hacer una buena noticia, ¡Y no mandas fotos para ilustrarlo! Error grave, que debería ser fácilmente subsanable.

Leave a ReplyYour email is safe with us.

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter