Credibilidad o cómo escribir mensajes corporativos verosímiles

La necesidad de vender por encima de todas las cosas hace que muchas empresas lancen mensajes corporativos excesivamente comerciales y se olviden de la importancia de ganarse primero al cliente. El exceso de mensajes marketinianos y publicitarios, los excesivos “soy el mejor”, “el más bueno, bonito, barato”, etc… hacen que nuestro público piense a menudo que lo único que queremos es ganarnos su bolsillo y acaban por desconfiar de nuestros mensajes corporativos.

Un estudio realizado en 2011 por la empresa de investigación de mercados Random relacionado con las “Marcas creíbles” constataba que tan sólo un 18% de los españoles percibía un alto nivel de credibilidad en los mensajes de las marcas. Dicho estudio, concluía que el consumidor demandaba realmente más sinceridad, autenticidad y transparencia en las informaciones que divulgaba.

A pesar de que ya han pasado unos años, esta sensación sigue siendo de actualidad, en parte, por la actual crisis que vivimos desde hace ya tiempo. Son más críticos y escépticos, de manera que, una vez más, hay que replantearse cómo ser verosímiles para lograr la aceptación de nuestros públicos.

Desde aquí te dejamos 5 pasos cruciales para posicionarte como un recurso creíble y, en definitiva, ayudarte a aumentar los ingresos de tu empresa.

 

 

1. No seas egocéntrico

El 90% de todo el contenido de marketing se centra en acentuar las ventajas de los productos y servicios que se ofrecen y lo buenos que son, olvidándose de que, antes de nada, deberías escuchar a tu usuario. Si no se establece una relación significativa de confianza con tu público objetivo primero, no tendrás demasiadas oportunidades de demostrarle tu profesionalidad y acabarás fracasando.

 

Businessman

 

2. Sé, ante todo, sencillo y honesto en tus mensajes corporativos

Expresa tu mensaje de manera sencilla y honesta, con palabras y conceptos fáciles de comprender. Presentar metas intangibles genera recelo y ni un atisbo de confianza. La extrema transparencia, tanto en tus éxitos como en los fracasos, te acercará al consumidor y hará que este acabe confiando en ti.

 

3. Evita la vulgaridad

Comunicar de manera comprensible no implica que caigas en un lenguaje soez. Es cierto que debes mostrarte cercano a tu público y que tus mensajes corporativos deben ir en esa línea, pero tampoco debes pasarte. Intenta evitar las jergas: no todo el mundo tiene porqué entenderlas y para muchos es sinónimo de una falta de profesionalidad.

 

4. Presta siempre atención al cliente

Tan importante es la venta como la postventa. De nada vale conseguir que alguien compre tus productos o servicios si, después, no estás ahí si se les presenta un problema o duda tras la compra. Procura tener una relación bidireccional, en la que tu consumidor interactúe, y no olvides la premisa de que “el cliente siempre tiene la razón”. La buena o mala reputación depende en muchas ocasiones del trato recibido más que de la venta en sí.

 

5. Los líderes de opinión como relaciones públicas

Nuestro círculo de confianza suele venir pautado por la opinión de la familia, los íntimos amigos y los líderes de opinión. Si utilizas una fuente de opinión respetable que respalde tu proyecto, no solo te ayudará a ganar credibilidad en la promoción y difusión, si no que también puede ayudarte a salir de grandes crisis empresariales.

¿Qué otras medidas has tomado para aumentar tu credibilidad? Cuéntanoslo; ¡compartir experiencias nos ayudará a todos!

Leave a ReplyYour email is safe with us.

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter