Los 8 mandamientos del email marketing

Una y otra vez escuchamos que el email marketing está en decadencia y que esta herramienta del marketing digital tiene los días contados. Sin embargo, tales especulaciones distan mucho de la realidad. El email marketing sigue cosechando los mayores ROI y generando un gran índice de compromiso por parte de los suscriptores.

 

Fuente: https://www.linkedin.com/pulse/6-laws-successful-email-marketing-richard-santoro

Entonces, ¿dónde radican los problemas por los que nuestros boletines electrónicos o newsletters no estén funcionando? ¿qué debemos hacer para que resulten más efectivos? Es probable que después de conocer y aplicar estos 8 mandamientos del email marketing tu trabajo resulte más fructífero:

 

  • No envíes mails a quien no esté interesado

Puede parecer obvia esta afirmación, pero en muchas ocasiones no ‘saneamos’ nuestras bases de datos ni las desgranamos o clasificamos en función de los gustos e intereses de nuestros suscriptores. Que una persona nos haya dado permiso para enviarle correos electrónicos no significa que lo vaya a leer. Por eso, si sabemos de antemano sus preferencias es más probable que acertemos con el tipo de mensaje y que muestre interés por leerrlo.

 

  • Ten siempre actualizada tu base de datos 

Todo email marketing comienza por una base de datos que contemple los contactos de quienes quieren recibirlo. Por eso, es fundamental tenerla actualizada en todo momento. De lo contrario, además de perder el tiempo, corres el riesgo de que hayan clientes que, agotados de recibir boletines no deseados, se den de baja y acaben rechazando todo lo relacionado con tu marca.

 

  • Personaliza tus newsletters 

Recuerda en todo momento que son personas quienes leen tus mensajes. Tenlo en cuenta en el asunto y el cuerpo del texto. ¿Por qué no llamar a tus clientes por su nombre si sabes cómo se llaman? Escribe de forma cercana y evita las frases impersonales y no redactes mails repletos de ofertas o con contenidos que no aporten un valor añadido.

 

  • Identifícate en todo momento 

Decir quién eres y porqué envías una newsletter no es solo cuestión de generar confianza para el usuario, sino que evitarás convertirte en spam y acabes bloqueado por el ISP. Así que no olvides nunca identificarte a través del nombre del remitente, de logos, imágenes o enlaces. Incluye las opciones de modificar suscripción o darse de baja.

 

  • Analiza los resultados de cada campaña

Saber qué nivel de aceptación entre los usuarios ha tenido una campaña a través de las estadísticas te permite saber qué rumbo deberás llevar en el futuro. Analizar estos datos te ayudará a entender qué quieren y buscan tus suscriptores y qué no.

 

  • Presta atención al diseño 

Está claro que un texto plano, sin acompañantes gráficos, resulta poco llamativo y aburrido. Por eso, no solo se hemos de prestar atención al contenido, también al continente. Lo ideal es realizar un diseño en el que exista un equilibrio entre imágenes y texto.

Presenta los contenidos de mayor valor en las zonas calientes de tus mensajes y coloca también allí los ‘call to action‘ o llamadas de acción en forma de botones y links para que estén bien a la vista de los lectores. Y, por supuesto, maquétala para sea una newsletter responsive y que pueda visualizarse en cualquier tipo de dispositivo.

 

  • Da rienda suelta a tu creatividad

Saber captar y mantener la atención de nuestros lectores es un trabajo costoso cuando la monotonía se ha instalado en nuestros boletines. Por eso, procura innovar y buscar nuevas ideas para romperla e impactarlos con cada envío.

 

  • Contrata un partner tecnológico profesional

Asegúrate de que la plataforma que utilices para hacer email marketing respete todas las buenas prácticas técnicas tales como acuerdos de feedbackloop y detección y limpieza automática de los Hardbounces. Y, por supuesto, pídele a tu proveedor que te informe y asesore para mejorar tus planes de email marketing.

 

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter