¿Cómo planificar un evento de networking de éxito?

Una de las prácticas que más están de moda entre los jóvenes empresarios es la del networking. Gracias a este tipo de jornadas tanto start ups como pymes ya consolidadas o incluso empleados pueden llegar a entablar relaciones de negocios beneficiosas.

La eficacia y la sensación de no estar perdiendo el tiempo es precisamente lo que buscan quienes se apuntan a este tipo de eventos. Y, por eso, la organización de una sesión de networking de éxito pasa por una planificación en profundidad que esté a la altura de lo que lo van buscando los participantes.

 

Organización de eventos networking

 

¿Qué puntos clave definen la organización seria de un encuentro entre profesionales?  

 

1. Estrategia

 

Nada se deja para el final ni al azar. Todo, absolutamente, tiene que estar planeado en una estrategia bien definida que cumpla con los objetivos que queremos conseguir. Estudia los perfiles de tu target; sus gustos e intereses fijarán la línea a seguir durante el evento para lograr una experiencia que satisfaga sus intereses. Intenta reunir grupos heterogéneos en la sala ya que, según Mónica Milesi, formadora en ventas y liderazgo, “de ahí surgen las ideas buenas“. Y sé innovador; dejar huella es una de las puertas del éxito.

 

2. Hora y lugar

 

Tanto la ubicación del evento como la hora han de resultar cómodos para los participantes. Busca una sala bien comunicada con medios de transporte y lugares donde puedan relajarse durante los intermedios. Intenta localizar un lugar acogedor con sillas y mesas para que los participantes se sientan en todo momento de lo más relajados para interactuar con otras personas y propiciar mejor la relación entre ellos. En relación al horario, conviene que el evento se organice durante su jornada laboral. Si éste es matutino,  seguramente los asistentes tengan más vitalidad y estén más predispuestos a negociar.

 

3. Catering

 

La elección del catering, a pesar de que parezca algo secundario, resulta importante para que los participantes se sientan satisfechos. Apuesta por los pequeños detalles que marquen la diferencia y un buen surtido que complazca al mayor número de personas.

 

4. Promoción

 

Tan importante es el evento en sí como la promoción que se hace del mismo. Envía invitaciones por email y ayúdate de las redes sociales para difundirlo entre los grupos de interés con ‘clientes potenciales’. Y, si tu presupuesto te lo permite, realiza campañas de difusión que amplíen tus contactos.

 

5. Identificación

 

Uno de los objetivos entre los asistentes es poder contactar con los demás participantes. Que facilitemos la identificación cada uno de ellos para que puedan conseguir información a primera vista, es uno de esos detalles que se valoran cuando hay negocios de por medio.

 

6. Resultados

 

Todo evento ha de alcanzar un objetivo y este objetivo ha de ser medible. Para saber si la organización de nuestro evento de networking ha sido o no satisfactorio debemos calcular el ROI (Return On Investment). Para calcularlo, deberemos dividir el retorno que hemos alcanzado entre el importe que hemos invertido para obtenerla.

Lograr que un evento de networking esté en boca de todos por su buena organización es tarea complicada. Pero si tienes en cuenta estos consejos seguro que el camino para conseguirlo se allana. ¿No crees?

Leave a ReplyYour email is safe with us.

Redes Sociales:

  

  


Síguenos en Twitter