Cómo comprender el ratio de apertura en una campaña de emailing

 

Una de las métricas por las que más nos han preguntado los clientes en sus campañas de email marketing es el ratio de apertura de los emails. Les preocupa saber si el número de mails abiertos es una cifra razonable o supone un desastre.

Lo cierto es que no solo es un dato adecuado para saber si la campaña ha sido efectiva. Sino que una vez que sabemos cuánta gente ha abierto nuestro mail, podemos descubrir otros aspectos relevantes para la campaña. Entre todos: cómo cuál es el mejor día y la mejor hora para lanzarlo, qué tipo de mensajes son los más atractivos para los receptores. Además de qué porcentaje de nuestra lista de suscriptores lee en realidad el contenido de nuestros correos y accede a nuestra web.

El post de hoy va dedicado a este término, a explicar cómo podemos interpretar las tasas de apertura de los emails.

 

Comencemos por el principio… ¿qué es exactamente el ratio de apertura?

 

El ratio de apertura no es ni más ni menos que un indicador que nos señala cuánta gente ha abierto nuestro newsletter. La fórmula para obtener el ratio de apertura es:

 

¿Cómo conseguimos averiguar qué mails se han abierto?. ¿Cuáles han sido enviados y qué mails han  sido rebotados o han dado error?. Cuando enviamos un correo electrónico, de manera automática se genera un píxel diminuto que mide si el usuario ha abierto o no el correo electrónico. Este píxel sólo puede ser leído si el correo electrónico está en formato .html. Cuando se abre el correo, la imagen se descarga y contabiliza una apertura.

Se dice que este indicador no tiene una fiabilidad del 100%, porque puede ocurrir que el correo electrónico de la persona que lo recibe no sea capaz de mostrar html con imágenes o que esa opción no la tenga activada.   También puede ocurrir que el destinatario del correo tenga activado el panel de vista previa en su lector y tampoco se contabilice.

No obstante, el ratio de apertura es un indicador muy valioso que nos da una idea global acerca de nuestras campañas.

 

¿Qué cifras son las normales?

 

El ratio o tasa de apertura de un email suele oscilar entre un 20 % y un 40%. Por debajo del 20% entenderemos que la campaña de email marketing no está siendo efectiva y que debemos reconstruirla para obtener mejores resultados

 

¿Qué prácticas se deben llevar a cabo para mejorar el ratio de apertura?

 

Hay varios aspectos que se han de tener en cuenta antes de enviar a nuestros suscriptores un email. Éstos son:

1.Identificarse de forma clara y concisa. ¿Quiénes somos? ¿Qué estamos enviando? Son preguntas que deben quedar claras en nuestros mensajes.

2. Personalizar los asuntos con los nombres de los destinatarios, por ejemplo.

3. Incluir en el asunto del email palabras que llamen la atención tales como “gratis”, “oferta” o “descuento” y mensajes que indiquen periodicidad caduca o exclusividad.

4. Enviar las campañas en diferentes días, incluidos los fines de semana, y experimentar. Así podremos saber cuándo nuestro público es más recíproco a abrir nuestros envíos.

5. Enviar solo cosas que sean importantes y de interés. Enviar emails por enviar causará no solo que no abran nuestros mensajes sino que, si un usuario abre nuestro correo y considera que no tiene interés puede darse de baja de nuestra lista de distribución.

¿Qué otras prácticas añadirías? ¿Crees en el poder del email marketing y en la efectividad de saber el ratio de apertura? Compártelo con nosotros y con tus amigos si te ha gustado este post 😉

Leave a ReplyYour email is safe with us.

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter