Contenido efímero en redes sociales: los mensajes van y vienen, pero tu marca permanece

El contenido efímero en redes sociales es una de esas paradojas del marketing. Si hasta ahora teníamos en la cabeza que lo mejor era crear campañas duraderas, las redes sociales nos han enseñado el gran valor de lo pasajero, del instante.

El contenido efímero, no hay que explicarlo, tiene una esperanza de vida muy corta. Es contenido de tipo visual (fotos y vídeo) que normalmente no supera las 24 horas.

Las tres mayores plataformas de contenido efímero son Snapchat (la creadora), Instagram Stories y Facebook Stories, que en poco tiempo han demostrado que una buena estrategia de marketing debe contar también con el contenido efímero.

¿Qué es realmente el contenido efímero?

Las historias son fotografías o vídeos (grabados o en directo). Gracias a las numerosas herramientas que tenemos en los smartphones, podemos añadir toda clase de filtros y creatividad para darle un toque personal. La tecnología es el gran aliado de este tipo de contenidos. Se espera, por ejemplo, que la realidad aumentada haga aún más populares estos contenidos.

El contenido efímero no solo es producto de la tecnología. También tiene que ver con las emociones. Vivimos con la sensación de estarnos perdiendo “algo”. Frente a este temor, las historias nos permiten compartir momentos y experiencias personales únicas (inmortalizarlos). Este camino que empezaron a recorrer hace años los influencers, está ahora al alcance de todo el mundo. ¿Quién puede resistirse?

Una gran oportunidad para las pequeñas empresas

El contenido efímero se caracteriza por ser un material breve y sin un acabado profesional. Debe ser ante todo “auténtico”, esta es una de sus señas de identidad. Las fotografías y los videos no son sofisticados, pero a cambio, tienen un encanto y un poder de atracción mucho mayor para la audiencia actual que los tradicionales anuncios.

Para una empresa pequeña, con poca capacidad de invertir en publicidad audiovisual, el contenido efímero es una oportunidad magnífica. No exige grandes inversiones de material, actores, localizaciones… Basta con un smartphone y mucha imaginación.

¿Para qué sirve? Puede servir para promocionar nuevos productos o servicios, compartir experiencias de cliente/usuario, echar un vistazo a “la cocina” de nuestro negocio, mostrar acciones de RSC, ofrecer el lado personal de nuestro negocio…

Snapchat, Instagram y Facebook

Las tres herramientas fundamentales del contenido efímero tienen muchas similitues, pero también alguna diferencia que te contamos a continuación.

Snapchat, la pionera del contenido efímero, no permite guardar ningún contenido de forma permanente. Nuestras historias solo pueden verse durante un periodo de 24 horas. Una de sus herramientas más interesantes son los “geofiltros”, que permiten geolocalizar una historia. Teniendo en cuenta que el marketing de proximidad es cada vez más pujante y que el contenido efímero invita a decisiones de compra rápida, no es de extrañar que muchas empresas estén aprovechando esta combinación para explorar nuevas vías de acceso a los clientes.

Las historias de Instagram también viven tan solo 24 horas. Tienen una opción que permite incorporar un vídeo en directo y, más recientemente, han creado la posibilidad de compartir las historias solo con un grupo determinado. Otra de sus funcionalidades más apreciadas son las encuestas: muchos ven en ellas una posibilidad de sondear a potenciales clientes sobre nuevos productos, por ejemplo.

Facebook (propietaria de Instagram) también tiene un apartado para historias, que solo pueden verse como máximo dos veces en un periodo de 24 horas. También tiene la opción de emitir en directo, aunque esa grabación acaba incorporada automáticamente como un post normal al final de la emisión.

Algunos consejos para crear contenido efímero

Si de algo presumen este tipo de contenidos es de su autenticidad: solo tienen sentido si ofrecen una visión natural y cercana de nuestro producto o servicio. Deben ser informales, muy directos y a poder ser imaginativos (la competencia es dura).

La eficacia de una campaña basada en contenido efímero depende de su intensidad. Es decir, para lograr impacto, es necesario producir contenido regularmente durante un periodo largo de tiempo. Por eso, recomendamos planificar mínimamente las historias que vamos a compartir. La autenticidad no está reñida con cierta planificación para evitar caer en contenidos irrelevantes o incoherentes con la imagen de marca/empresa/producto que queremos ofrecer.

Cada una de estas plataformas tiene su propio lenguaje, así que trata de respetar el tipo de contenido que más le va a Facebook, Instagram y Snapchat, ya que además sus usuarios tampoco son los mismos (para empezar, por edad).

Si crees que a tu negocio le vendría bien un baño de contenido efímero, no dudes en consultarnos. En Bacaam te ayudamos a que entiendas bien el tipo de contenido, formato y red social que más te conviene.

Leave a ReplyYour email is safe with us.

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter