Sí, quiero crear un blog corporativo ¿Y ahora qué?

El titular responde a una de las preguntas que nos han hecho ya varios clientes. “Sí, quiero crear un blog, todo el mundo lo tiene, pero no sé muy bien para qué”. “Tenemos un blog, pero apenas lo utilizamos: al final nadie quiere escribir”. Estas y algunas otras frases han llegado a nuestros oídos.

El blog corporativo es, cada vez más, una herramienta fundamental en el plan de marketing y comunicación de cualquier empresa, sin importar su tamaño. No sólo permiten interactuar con los potenciales clientes y ofrecerles información útil y práctica, también sirven para mejorar el posicionamiento en los buscadores (SEO) de la web de empresa. Te ofrecemos algunas claves que harán potenciar tu blog y acercarte más a tu cliente potencial.

 

keepcalmandblog

Mucho por conseguir

Son muchas las ventajas que se obtienen dando vida a un blog en el que ofrecer información tanto de la empresa como de su sector de actividad. La base debe ser un contenido de calidad, pero sin olvidar que el objetivo es mantener una comunicación bilateral. Esto quiere decir que, además de dar a conocer los servicios y productos de la compañía, hay que tener los oídos bien abiertos para saber qué quiere tu público.

Se consigue así proyectar una imagen profesional y moderna, además de aumentar la confianza en la marca y fidelizar al usuario. Un blog corporativo cuidado, elaborado desde el conocimiento y la experiencia, puede situar a una empresa como experta en un determinado sector. Todo ello impulsado por la fuerza de las redes sociales.

Algunas claves para mejorar tu blog corporativo

La redacción de los textos debe centrarse en los principios de claridad, rigor y originalidad, sin olvidar la necesidad de ser concisos en nuestros planteamientos.

Escribe de forma directa y sencilla, con frases cortas que faciliten la lectura y eviten largas y farragosas oraciones. Los post deben aportar un valor añadido y su lectura debe ser amena.

Empezar bien es importante, así que es necesario buscar un título que llame la atención del público. Inmediatamente después, es aconsejable añadir un párrafo que sirva de introducción y una imagen que aligere el impacto visual del texto. El post debe arrancar con una parte inicial que contextualice el tema del que se va a hablar y, tras el contenido principal de la entrada, la guinda al pastel debe ser la conclusión final.

 

 

dedos pulgares arriba

En busca de la inspiración

Para que un blog corporativo cumpla sus cometidos, es necesario que se actualice con regularidad. Una bitácora olvidada da muy mala imagen, así que conlleva un compromiso de trabajo y esfuerzo que mantener en el tiempo. Pero… ¿qué hacer cuando las musas no llegan y no sabemos de qué escribir? Toca estrujarse el cerebro en busca de nuevas ideas.

Acude a las redes sociales para estar al tanto de las tendencias y los temas de interés de cada momento. Es una buena fuente de inspiración. También puedes preguntar a tu público para conocer sus preocupaciones e incluso premiar su implicación con premios y promociones. También es aconsejable fijarte en la competencia para encontrar nuevos temas, o incluso generar tus propios informes y balances. Abre los ojos y atrévete a ser diferente.

 

Si te ha gustado el post….¡Be Social! ¡Comparte!

Leave a ReplyYour email is safe with us.

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter