Diez consejos para mejorar tu usabilidad web

La imagen que des a través de tu página web, será la primera impresión para muchas personas. Por eso es tan importante cuidar esta “tarjeta de presentación” que te hará más o menos atractivo en el mundo online, algo cada vez más importante para cualquier persona, empresa o marca.

 

web

 

 

 

En este sentido, juega un papel clave tu usabilidad web, es decir, la claridad y elegancia con que diseñes tu página web. Se trata de pensar en el usuario y en que éste tenga todas las facilidades posibles cuando navegue por los distintos apartados. Para ello, puedes seguir las recomendaciones.

Decálogo para mejorar tu usabilidad web:

 

  • Superficies amplias para hacer click: Eso incluye, por ejemplo, aumentar el área de los link. Será especialmente útil para los que naveguen, con sus dedos, a través de teléfonos móviles y tabletas.
  • Elementos cliqueables: Se trata de un recurso muy importante para aumentar la usabilidad de la página. Tener en tu web etiquetas y botones con link es fácil y solo requiere unos mínimos conocimientos de HTML.
  • Aplicar enfoque a los campos de escritura: Sirve para que el internauta sepa que la web detecta su presencia y que su navegación puede conllevar otras acciones. Cada vez es más habitual.
  • Visualización del estado activo de navegación: Para el usuario puede resultar de gran ayuda saber en cada momento de la navegación en qué apartado se encuentra. Será mucho más fácil ir de una sección a otra.
  • Logotipo enlazado a la página de inicio: Es un detalle fácil y sencillo, pero es muy útil en muchas circunstancias. La home siempre será un punto de referencia cuando estemos perdidos dentro de una web.
  • Un aviso de error explicativo: En caso de que algo salga mal, de nada le va a servir al internauta conocer un código de error. Para los posibles fallos que puedan ocurrir, es aconsejable diseñar una página útil que incluya una disculpa.
  • Apuesta por la accesibilidad: En el diseño siempre es importante facilitar que las personas con discapacidad puedan disfrutar del contenido íntegro de la página web.
  • Lenguaje cercano y comprensible: Es la única forma de hacerse entender. Huye de tecnicismos y palabras complicadas, ya que la mejor comunicación es la que apuesta por la sencillez y la cercanía.
  • No desperdicies los espacios en blanco: Utiliza estas zonas de la página web para evitar que el contenido se desperdigue.
  • Un interlineado adecuado: El espacio entre líneas es fundamental para conseguir que un texto sea más o menos legible.

[/su_list]

La prioridad siempre debe ser que el usuario se sienta cómodo cuando navegue por tu web. ¿Qué otros elementos consideras fundamentales para conseguir este objetivo?

Deja un comentarioTu mail está seguro con nosotros.

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter