Diez tipos de titulares para captar la atención de tu lector

Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Si el reto consiste en que sólo contamos con un puñado de palabras para captar la atención del público. ¿Cómo enganchar desde la primera línea? El titular debe ser sencillo pero impactante, llamativo y original, además de adelantar el contenido que después se va a poder encontrar en el texto. No es aconsejable mentir en este sentido, ya que crear falsas expectativas solo te hará perder lectores.
Escribiendo titulares

Los titulares son un factor clave para cualquier texto. De ellos dependen que un lector quiera descubrir el resto del artículo o prefiera pasar a otra cosa. No dejan de ser, por tanto, filtros que determinan si un persona sigue saltando de línea en línea o no. Son la carta de presentación de cualquier escrito y, como tales, hay que cuidarlos.

Si el reto consiste en que sólo contamos con un puñado de palabras para captar la atención del público. ¿Cómo enganchar desde la primera línea? El titular debe ser sencillo pero impactante, llamativo y original, además de adelantar el contenido que después se va a poder encontrar en el texto. No es aconsejable mentir en este sentido, ya que crear falsas expectativas solo te hará perder lectores.

Titulares según la temática y la forma:

  • Titulares informativos: se corresponden con noticias de actualidad y tendencias del momento. Suelen ser temas muy potentes durante un tiempo determinado, pero tienen el riesgo de que pueden caducar pronto.
  • Titulares para resolver dudas: suelen ser preguntas y comenzar con la partícula interrogativa «cómo». Es información que sirve para cubrir necesidades y resolver dudas.
  • Titulares básicos: anuncian textos que combaten con argumentos ciertos mitos o leyendas. Derriban bulos con explicaciones razonadas desde el conocimiento.
  • Titulares didácticos: animan a ampliar las habilidades y adquirir nuevos conocimientos. Todo ello desde un enfoque educativo y de aprendizaje.
  • Titulares por oposición: el titular recoge dos términos contrapuestos, la cara y la cruz de un mismo asunto. Un claro ejemplo consiste en enumerar las ventajas y desventajas de un determinado tema.

Otros tipos:

  • Titulares de experiencia propia: Escritos en primera persona, anuncian lo que será una explicación sobre una determinada experiencia o consejo.
  • Titulares con listas: las enumeraciones funcionan muy bien en internet. Permiten mostrar el contenido de una forma ordenada y clara, aligerando el peso visual del texto. El título suele anunciar la cantidad de puntos o guiones que existen.
  • Titulares argumentativos: en este caso, se trata de preguntas que vienen encabezadas por la partícula interrogativa «por qué». El texto responde a esa cuestión, así que el objetivo es despertar el interés del público.
  • Titulares basados en la popularidad: se basan en tendencias, temas que la gente busca porque gozan de una gran popularidad.
  • Titulares centrados en el público objetivo: el pilar de todo es el grupo al que se destina el artículos. El acento se pone en lo que debe de hacer ese determinado sector de la población.

Estos son sólo algunos de los tipos de titulares que se pueden distinguir, pero las posibilidades son infinitas. ¿Qué otro apartado añadirías a esta clasificación?

Si perteneces al mundo del marketing, puedes inspirarte en periódicos digitales como Reasons Why o Marketing Directo.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Buscas nuevas soluciones?

Si estás buscando soluciones de marketing digital para vender más, rellena nuestro formulario y muy pronto nos pondremos en contacto contigo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies