Cinco claves para llegar a la ‘Generación Zeta’

generacion Z

Tras la generación milenial, aquella que representa a la sociedad digitalizada, preparada  y consumista, ahora llega el turno de la denominada “Generación Z”. En España la componen algo más de 8 millones de personas. Si eres de los escépticos que creen que esto de las generaciones no cuenta, tal vez este dato te haga cambiar de opinión: en 2025, el 75% del mercado laboral lo ocuparán los integrantes de la generación Z.

Tras varios años de trabajo y millones en inversiones para descifrar cómo conquistar a los milenial, el mundo del marketing empieza a fijarse ahora en la generación Z. ¿Quiénes son? A efectos demográficos, entran en esta categoría las personas nacidas entre 1995 y 2010 y son auténticos nativos tecnológicos. Su forma de comunicarse es esencialmente digital y vienen para cambiar de arriba abajo el comercio, el ocio y el trabajo. A continuación te damos algunas claves para que no te quedes atrás.

1 Las redes sociales: tu nuevo aliado

Los milenial todavía tienen una relación estrecha con el texto: desde los mensajes a las lecturas, la palabra escrita sigue teniendo para ellos un gran valor. La generación Z prefiere la imagen y el audiovisual. Prefieren hablarle a su móvil que escribir sobre él, eligen siempre el gif sobre el emoticono y, definitivamente, se presentan en las redes sociales con fotografías y vídeos.

Para llegar a la generación Z, es necesaria una nueva estrategia de contenidos en la que vídeos, infografías y fotografías sean los protagonistas. La generación Z “vive” en las redes sociales que potencian los formatos visuales, así que Snapchat o Instagram son las estrellas para acercarse a ellos.

2 El futuro: indispensable

protestas en la calle

Si el estilo de vida de los milenial es el carpe diem, a los Zetas parece interesarles más el futuro. Les preocupan asuntos de largo alcance, como el medio ambiente, la pobreza, el terrorismo o la economía.

Por eso, la responsabilidad social corporativa de las empresas va a tener cada vez más protagonismo. Las empresas que se comprometan con problemas (y soluciones, ¡ojo al enfoque positivo!) que afectan a toda la sociedad disfrutarán de una ventaja competitiva. Si has oído hablar de branding y de engagement y piensas que son una moda pasajera del marketing, sentimos decirte que te equivocas: trabajar en la reputación de la marca y en la vinculación del cliente es fundamental y lo va a ser mucho más.

3 Contenidos rápidos y responsive

redes sociales

Se suele decir que los milenial tienen poca capacidad de concentración. Este es uno de los efectos más evidentes de la transición meteórica a lo digital. ¿No nos ha pasado a todos? Esto ha traído de cabeza a las empresas, que todavía andan devanándose los sesos para diseñar mejor sus contenidos. ¿Esta tendencia va a cambiar con la generación Z? En una palabra: no.

Según parece, el nivel de concentración de los integrantes de la generación Z sigue cayendo en picado. Se calcula que no va más allá de los 8 segundos. ¿Por qué? Porque esta nueva generación vive del multitasking: la facilidad para llevar a cabo, simultáneamente, acciones diferentes desde varios dispositivos y a través de microinteracciones. En la práctica, esto significa que cada vez tenemos menos tiempo para captar el interés de los consumidores y clientes. Los integrantes de la generación Z esperan ver satisfechas sus necesidades de manera inmediata y no llevan nada bien que les defrauden (o que les hagan esperar).

Te ofrecemos un truco para lograr despertar su interés: fans de los contenidos que permiten desarrollar la interacción. Y algo fundamental que no debes olvidar nunca: que sean responsive.

4 Realismo e identificación con el producto: una oda a la veracidad

influencer

Milenial y Z tienen una forma diferente de ver la vida. La generación Z es más realista y prefiere la autenticidad a “la pose” o el postureo. Esta regla la aplican también a sus hábitos de consumo. Por eso, una de las claves para llegar a ellos es apostar por personas reales que comuniquen el mensaje de nuestra empresa. Los microinfluencers, personas con menos seguidores pero un mayor índice de penetración, pueden lograr el engagement o la vinculación que estás buscando para tu marca.

En su búsqueda de lo auténtico, la generación Z necesita sentirse identificada tanto con el producto como con la persona que les transmite el mensaje. Tenlo en cuenta al diseñar los mensajes, porque si una empresa no se cree (y practica) lo que dice, difícilmente lo harán sus clientes. Sobre todo sin son Z.

5 Colaboración y participación en los contenidos

fotografia

Por último, pero no menos importante: la experiencia de uso es tan importante como el producto (y a veces, más). En los últimos años se ha hablado mucho del user experience, pero con la generación Z ha llegado el momento de dejar de hablar y ponerlo en práctica de verdad. Estos jóvenes van a destripar (metafórica o literalmente) cada producto o servicio. Y lo hacen para encontrar fallos, sí, pero también potencialidades y virtudes. Recuerda que la generación Z no solo comparte contenidos, también los crea.

Para llegar a ellos podemos usar diferentes técnicas: la gamificación, el transmedia o la colaboración en redes. Y un consejo más: no hay que descuidar el marketing omnichannel para integrar todos los canales que intervienen en el ciclo de compra de un producto o servicio.

Muchas empresas pueden estar un poco perdidas ante esta sucesión de generaciones que les obligan a adaptar su estrategia cada vez más rápidamente. Si es tu caso, en Bacaam te ayudamos a integrar en tu negocio todas estas novedades para que logres tus objetivos. Te asesoramos en la estrategia y te acompañamos durante todo el proceso.

Leave a ReplyYour email is safe with us.

Redes Sociales:

  

  


Más comentados

Síguenos en Twitter